¿Quieres mejorar la forma, proporción o posición de tus orejas? Te decimos como

Tanto la infancia como la adolescencia son etapas maravillosas de la vida, pero también son periodos cruciales en los que se forja el carácter y se producen importantes complejos. Uno de los problemas estéticos más frecuentes son las orejas despegadas, que entre otras alteraciones suele provocar dificultades en las relaciones sociales. Gracias a la cirugía estética de las orejas u otoplastia,- que es una de la pocas intervenciones que se lleva a cabo en adolescentes – además de en adultos, se puede solucionar este problema estético con una sencilla intervención con la que se corrige la alteración en la posición y forma de las orejas.

En la mayor parte de los casos, la otoplastia se realiza mediante una incisión en la parte posterior de las orejas, por lo que no quedan cicatrices visibles. A partir de esta incisión se realiza la remodelación del cartílago haciendo que se pliegue en los puntos adecuados y se reduzca así la profundidad de la concha, pero siempre con el objetivo de dar un aspecto lo más natural posible.

Habitualmente, la cirugía plástica de orejas se realiza con anestesia local, siempre en un quirófano con todas las garantías necesarias, pero no siendo indispensable permanecer ingresado en la clínica. La duración aproximada de la otoplastia se sitúa entre hora y media y tres horas, dependiendo del caso a tratar. Las intervenciones más frecuentes son: la corrección de orejas prominentes “de soplillo”, cirugía en oreja contraída o en copa y corrección de lóbulos rasgados o deformados.

RECOMENDACIÓN MÉDICA

Se trata de una intervención sencilla y que evita importantes complejos, sobre todo a edades tempranas. Esta es la única intervención que Corporación Dermoestética realiza a menores de edad, a partir de los 8 años, pues su operación no afecta al normal desarrollo del niño y sí evita traumas psicológicos en el colegio.

Lógicamente será el cirujano quien evalúe, tras las pruebas pertinentes, si el paciente puede realizarse la operación.

RESULTADOS
Habitualmente se coloca un vendaje que modela perfectamente cada parte de la oreja para permitir la curación en su situación correcta. Este vendaje se mantiene durante unas 24 -48 horas y, una vez retirado, es conveniente utilizar una cinta elástica por la noche durante tres o cuatro semanas para evitar que durante el sueño se doble la oreja hacia delante. El dolor es leve, excepto en la primeras horas, por lo que deben administrarse analgésia adecuada. Pueden haber cambios pasajeros de coloración de la oreja, que desaparecen progresivamente entre las 24 y 48 horas siguientes a la intervención.

Llama a Medilaser  al (55) 36854545 para mayor información y haz un cambio de vida.

No olvides visitar https://www.medilaser.com.mx

O síguenos en https://www.facebook.com/medilasermexico