Hipertensión y diabetes a quejan al mundo

Uno de cada tres adultos sufre hipertensión, una condición que causa cerca de la mitad de todas las muertes por apoplejía y problemas cardiacos en el mundo, y uno de cada diez, diabetes, destacó a Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe anual sobre estadísticas sanitarias

“Este informe ofrece una evidencia más del dramático incremento de las condiciones que desencadenan las dolencias de corazón y otras enfermedades crónicas, particularmente en los países pobres y en desarrollo”, dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan.

Chan subrayó el preocupante hecho de que “en algunos países africanos, la mitad de la población adulta sufra hipertensión”, razón por la cual la OMS quiere llamar la atención sobre “el creciente impacto de las enfermedades no contagiosas”.

Por primera vez el estudio estadístico de la OMS incluye información de 194 países sobre los altos niveles en hombres y mujeres de la presión sanguínea y glucosa en sangre, que revela, entre otras cosas, que los diagnósticos y los tratamientos baratos de estas dolencias han reducido el problema en el primer mundo.

La inquietud de la organización es que en lugares como África, donde no se aplican estas medidas preventivas, la mayor parte de las personas con estas dolencias no saben que corren un “alto riesgo de muerte y discapacidad por un ataque al corazón o una apoplejía”.

Por primera vez se incluye también información sobre niveles de glucosa en sangre, que indica que mientras que la prevalencia media global está en torno al 10%, hasta un tercio de la población en algunos países del pacífico sufre esta dolencia.

La OMS recuerda que si no se trata, la diabetes puede causar enfermedades cardiovasculares, ceguera y fallo renal.

La tercera gran preocupación es el exceso de peso, ya que “en todas las regiones del mundo, el número de obesos se dobló entre 1980 y 2008”, manifestó Ties Boerma, director del Departamento de Estadísticas Sanitarias y Sistemas de la Información de la OMS.

“Hoy, alrededor de 500 millones de personas (el 12% de la población mundial) son consideradas obesas”, según Boerma.

El nivel más alto de obesidad se registra en la región de las Américas (un 26% de los adultos) y el más bajo en el sudeste asiático (3% de los adultos), siendo mayor la proporción de mujeres obesas que la de hombres, con el impacto que esto representa en cuanto a riesgo de diabetes, problemas de corazón y cáncer.

La conclusión es que las enfermedades no contagiosas son actualmente la causa de dos terceras partes de las muertes en el mundo, por lo que la OMS trabaja en un marco de seguimiento y una serie de metas voluntarias para prevenir y controlar el problema.

El informe será uno de los asuntos que se aborden en la próxima Asamblea Mundial sobre la Salud de la OMS en Ginebra (entre los días 21 y 26 de mayo), que también se hará eco de los avances logrados.

Según la OMS, desde que hace más de una década se establecieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de la ONU, “se ha logrado un progreso sustancial en la reducción de la mortalidad infantil y maternal, debido al VIH, la tuberculosis y la malaria”.

La malnutrición infantil es la causa subyacente de aproximadamente el 35% de las muertes de niños de menos de 5 años, aunque en el caso de los países en desarrollo ha habido cierta mejora: entre 1990 y 2010 la proporción de niños de esas edades que presentaban peso por debajo de lo recomendable pasó del 29 al 18%.

En cuanto a la reducción de la mortalidad entre menores de cinco años, en las últimas dos décadas se redujo en un 35%, desde las 88 muertes por cada mil nacimientos vivos en 1990 (un total de 10 millones de niños) a las 57 por cada mil (7.6 millones) en 2010.

“Las reducciones han sido particularmente impactantes en las muertes por diarreas y por sarampión”, destacó la organización.    Especialmente significativo es el dato sobre África, donde se producen la mitad de las muertes de menores de cinco años, ya que la tasa de reducción pasó del 1.5 % (1990-2010) al 2.8 % (2005-2010).

El dato de reducción es importante también en lo que se refiere al número de muertes maternales (de 543 mil en 1990 a 287 mil en 2010), pero la OMS indica que “la tasa de reducción es solo la mitad de lo necesario para lograr el objetivo relevante de los ODM”.

Fuente: esmas SALUD

Anuncios

La diabetes en los niños; una realidad

La diabetes en los niños se pasa por alto o no se diagnostica correctamente, puesto que los síntomas pueden llegarse a confundir incluso con una gripe normal, si no se detecta tempranamente, puede llegar a ser mortal o provocar una lesión cerebral seria.

Para detectar el padecimiento, informó el doctor Fernando Vallejo Díaz, director del Hospital IMSS, sólo se hace una prueba de glucosa en muestras de sangre.

Indicó que el Instituto Mexicano del Seguro Social a nivel nacional ha dado la cifra de que hay 400 mil jóvenes menores de 15 años que sufren de diabetes “Tipo 1” o “Tipo 2” y que la principal causa de ello es una inadecuada nutrición, falta de actividad física y sedentarismo, aunado a que más del 70% de los mexicanos padece obesidad.

La campaña que el Instituto está realizando –recalcó- no sólo a través del módulo Diabetims que ha sido reconocido como de los mejores a nivel nacional, de la clínica y del hospital, sino se extiende cada vez más con mensajes y orientaciones hacia los usuarios.

Y es que se debe entender que en el caso de la diabetes tipo 1 no hay manera de prevenirla pero la 2 y que es el mayor número de casos sí es posible a través de la estrategia de la alimentación, dijo.

“El primer causal, insisto, de la diabetes tipo 2 es la obesidad, problema muy recurrente en nuestro municipio y la región, sobre todo en niños de entre 6 y 7 años de edad, lo que genera una serie de deficiencias en la vida de éstos y propicia un futuro poco alentador, las cifras no sólo se quedan ahí, sino que sumadas a nivel nacional están haciendo que México sea el País con mayor índice de niños con sobrepeso y obesidad de todo el mundo.

“En la información que nos están trasmitiendo a nivel nacional se muestra que 4.5 millones de niños sufren exceso de peso y obesidad, esto no es sorpresivo porque en el caso de La Piedad que hemos estado atentos a la estadística, encontramos que ya desde el año 1980, los mexicanos que sufren de esta enfermedad se han triplicado y por ello se trata de una tendencia que se está atacando”, dijo.

Luego explicó que con la diabetes tipo 1, los niños comienzan a sentir una sed marcada, dejan de alimentarse de forma normal y disminuye su actividad producto de la sensación de cansancio, mientras que en la tipo 2, son los mismos síntomas, sin embargo éstos no se extienden sólo por 3 semanas, sino que pueden durar meses y es más fácil detectarlos.

La posibilidad de llevar una vida normal, para un niño que sufre de diabetes, ya no sólo depende de observar un estilo de vida saludable, sino también de tomar todos los medicamentos para controlarla y en algunos casos ya es incluso insulina, por lo que están conminados a vivir una vida condicionada y hasta frustrante.

“Y para todo diabético, no sólo en el caso de los niños existe algo muy importante que es, valga la redundancia, tener control del descontrol, es primordial, por ello se tienen que tomar las medidas de forma rápida y oportuna, asegurando así que no haya un exceso de calorías y azúcares.

“Los niños necesitan una dieta rica en fibras y pobre en azúcar, lo ideal es disminuir la ingesta de azúcares de absorción rápida como el refinado, moreno, cristal y de miel, y sustituirlos por los que ya existen en las pastas y frutas”.

La licenciada en enfermería Claudia Guadalupe Toscano, directora de Diabetims, destacó que las consecuencias de un mal control en la diabetes infantil, puede provocar una cetoacidosis diabética, que es acumulación de exceso de ácidos en el cuerpo y es la mayor causa de muerte en niños.

Los niños y adolescentes con diabetes tipo 2, muestran mayor probabilidad de adquirir hipertensión o colesterol y triglicéridos). A largo plazo la diabetes puede causar pérdida de la visión, infarto, derrame, hipertensión, enfermedades pulmonares e insuficiencia renal.

Trastoca su vida cotidiana

Al igual que en los adultos, la diabetes en los niños trastoca su vida cotidiana, y puede llegar a interferir en el desarrollo normal de las tareas propias de la infancia, incluido el buen seguimiento escolar.

Con la campaña de este año, las autoridades de salud en Michoacán, pretenden aumentar la concientización sobre la creciente prevalencia de la diabetes en niños, promover el diagnóstico temprano y una buena educación para el control de la enfermedad.

Estos dos factores son cruciales para reducir las complicaciones, disminuir la discapacidad y salvar vidas.

A la par, la Secretaría de Salud en el estado sostiene que el sector médico debe seguir actualizándose pero de forma especial en el aspecto de diabetes.

Por ello, han invitado a todos los médicos a mejorar su conocimiento a través de recomendaciones basadas en evidencia y poner dichas recomendaciones en práctica.

Al público en general, lo han alertado a entender el serio impacto que tiene la diabetes y saber, cuando sea posible, cómo evitarla a retrasarla y sus complicaciones.

En la entidad hay 370 personas en grupos de ayuda mutua, con vigilancia médica y la combinación de actividad física y una adecuada alimentación, con lo que han demostrado que los pacientes con diabetes no deben tener un destino fatal.

Con recomendaciones médicas, de nutrición y actividad física se puede tener una excelente calidad de vida, convivir con la enfermedad y sobre todo ser feliz.

La exhortación es para que la población acuda a las unidades de salud para realizarse las pruebas de detección de esta enfermedad y poder descartarla o entrar a tratamiento. Además de la importancia de llevar estilos de vida saludables con el fin de mantener alejada esta enfermedad y sus complicaciones.

Testimonio. ‘No puedo ni probar lo que se me antoja’

“Me piden que no coma dulces, que tome agua, que ni siquiera pruebe mango y que me gusta tanto.

“No me celebran cumpleaños porque no puedo comer pastel, no puedo hacer mucho ejercicio, ni siquiera puedo tener accidentes”, comentó Jesús, un niño de 9 años diabético.

El pequeño es el segundo de una familia de seis integrantes, a él lo diagnosticaron como prediabético hace dos años.

Sin embargo, al no tener una atención médica adecuada además de no seguir una dieta pertinente, le llevó a tener un desmayo, lo que alertó a los padres y la atención médica urgente, aunque el diagnóstico ya fue lamentable.

Ahora, el pequeño tiene que lidiar entre un cambio de hábitos que no es fácil para su mamá y mucho menos para él, que le prohibieron comer las cosas que le gustan y se le antojan.

Al igual que Jesús, hay unos 5 millones de niños que padecen obesidad en México y pueden correr el mismo riesgo, como 10 millones de personas en nuestro País que ya tienen esta enfermedad, lo que ha declarado a México País en emergencia nacional.

Lo que debes saber sobre la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece debido a que el páncreas no fabrica la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, o bien la fabrica de una calidad inferior. La insulina, una hormona producida por el páncreas, es la principal sustancia responsable del mantenimiento de los valores adecuados de azúcar en sangre. Permite que la glucosa sea transportada al interior de las células, de modo que éstas produzcan energía o almacenen la glucosa hasta que su utilización sea necesaria. Cuando falla, origina un aumento excesivo del azúcar que contiene la sangre (hiperglucemia). De hecho, el nombre científico de la enfermedad es diabetes mellitus, que significa “miel”.

CAUSAS

La diabetes afecta al 6% de la población. Las posibilidades de contraerla aumentan a medida que una persona se hace mayor, de modo que por encima de los setenta años la padece alrededor del 15% de las personas. Es esencial educar a los pacientes para que controlen su diabetes de forma adecuada, ya que puede acarrear otras enfermedades tanto o más importantes que la propia diabetes: enfermedades cardiovasculares, neurológicas,retinopatía (afección ocular que puede conducir a la ceguera) o nefropatía (enfermedad del riñón). El momento de aparición de la enfermedad, así como las causas y síntomas que presentan los pacientes, dependen del tipo de diabetes de que se trate.

  • Diabetes tipo 1. Las edades más frecuentes en las que aparece son la infancia, la adolescencia y los primeros años de la vida adulta. Acostumbra a presentarse de forma brusca, y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares. Se debe a la destrucción progresiva de las células del páncreas, que son las que producen insulina. Ésta tiene que administrarse artificialmente desde el principio de la enfermedad. Sus síntomas particulares son el aumento de la necesidad de beber y de la cantidad de orina, la sensación de cansancio y la pérdida de peso.
  • Diabetes tipo 2. Se presenta generalmente en edades más avanzadas y es unas diez veces mas frecuente que la anterior. Por regla general, se da la circunstancia de que también la sufren o la han sufrido otras personas de la familia. Se origina debido a una producción de insulina escasa, junto con el aprovechamiento insuficiente de dicha sustancia por parte de la célula. Según qué defecto de los dos predomine, al paciente se le habrá de tratar con pastillas antidiabéticas o con insulina (o con una combinación de ambas). No acostumbra a presentar ningún tipo de molestia ni síntoma específico, por lo que puede pasar desapercibida para la persona afectada durante mucho tiempo.
  • Diabetes gestacional. Se considera una diabetes ocasional. Se puede controlar igual que los otros tipos de diabetes. Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este aumento no se produce y puede originar una diabetes por embarazo. Tampoco tiene síntomas y la detección se realiza casi siempre tras el análisis rutinario a que se someten todas las embarazadas a partir de las 24 semanas de gestación.

SÍNTOMAS DE DIABETES

Entre los principales síntomas de la diabetes se incluyen:

  • Frecuencia en orinar (fenómeno de la “cama mojada” en los niños).
  • Hambre inusual.
  • Sed excesiva.
  • Debilidad y cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Irritabilidad y cambios de ánimo.
  • Sensación de malestar en el estómago y vómitos.
  • Infecciones frecuentes.
  • Vista nublada.
  • Cortaduras y rasguños que no se curan, o que se curan muy lentamente.
  • Picazón o entumecimiento en las manos o los pies.
  • Infecciones recurrentes en la piel, la encía o la vejiga.
  • Además se encuentran elevados niveles de azúcar en la sangre y en la orina

PREVENCIÓN

Para la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz por el momento. En cambio, está comprobado que la de tipo 2, que es la que aparece con más frecuencia, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables:

  • Evitando el sobrepeso y la obesidad.
  • Realizando ejercicio físico de forma regular. – Abandonando el tabaco y las bebidas alcohólicas.
  • Siguiendo una dieta alimentaria sana. Para prevenir las hipoglucemias, los diabéticos deben tener en cuenta lo siguiente:
  • Ajustar las dosis de los medicamentos a sus necesidades reales.
  • Mantener un horario de comidas regular en la medida de lo posible;
  • Tomar cantidades moderadas de hidratos de carbono antes de realizar ejercicios extraordinarios;
  • Llevar siempre azúcar consigo. En cuanto aparezcan los primeros signos de hipoglucemia, hay que tomar azúcar (2 o 3 terrones), galletas (de 3 a 5 unidades) o beber un vaso (150 ml) de alguna bebida que contenga hidratos de carbono de absorción rápida (zumos de frutas, cola, etc.). Los síntomas suelen pasar en 5 o 10 minutos. Si la hipoglucemia es grave o la persona pierde la conciencia, es necesario inyectarle una ampolla de glucagón por vía subcutánea (igual que la insulina) o intramuscular (en la nalga). El glucagón moviliza las reservas de glucosa del organismo y hace efecto en unos 10 minutos. Si no hay recuperación, el afectado debe recibir asistencia médica inmediata.

TIPOS DE DIABETES

Diabetes Mellitus tipo 1 mediada por procesos autoinmunes:

  • Está causada por la destrucción autoinmune de las células del páncreas.
  • Representa la mayoría de los casos de diabetes mellitus tipo 1.
  • Lo normal es que aparezca en niños o adultos jóvenes, pero también puede darse en otras edades.
  • Suele comenzar de forma brusca.
  • Los factores de riesgo no están bien definidos, pero se sabe que están implicados en su aparición factores genéticos, autoinmunes y ambientales.
  • Habitualmente el peso es normal o por debajo de lo normal, aunque la presencia de obesidad no es incompatible con el diagnóstico.
  • Los pacientes son propensos a sufrir otras alteraciones del sistema inmunitario.

Diabetes Mellitus tipo 1 idiopática:

  • Se desconoce la causa que la provoca. Sólo pertenece a esta categoría una minoría de pacientes con diabetes tipo 1, la mayoría de origen africano y asiático.
  • Existe un importante factor hereditario y no se dan alteraciones del sistema inmunitario.
  • En los pacientes, la necesidad de insulina puede aparecer y desaparecer.

Diabetes Mellitus tipo 2:

  • Aunque puede aparecer a cualquier edad, es habitual que comience en la edad adulta, después de los 40 años.
  • Se caracteriza por la resistencia a la insulina y usualmente se asocia a un déficit relativo de producción de esta sustancia por el páncreas.
  • La obesidad está presente en el 80 por ciento de los pacientes.
  • El riesgo de desarrollar esta forma de diabetes aumenta con la edad, el peso y la falta de actividad física. Es más frecuente en mujeres con antecedentes de diabetes gestacional y en individuos con hipertensión o trastornos en el metabolismo de la grasas.
  • Representa el 90-95 por ciento del total de casos de diabetes mellitus.
  • Los pacientes no precisan insulina, aunque pueden requerirla para conseguir controlar el nivel de glucosa.
  • Está frecuentemente asociada con una fuerte predisposición genética, aunque este factor es complejo y no está claramente definido.

Diabetes gestacional:

  • Comienza o se diagnostica por vez primera durante el embarazo.
  • Aparece en entre un 2 y un 5 por ciento de los procesos de gestación.
  • Habitualmente, la paciente recobra el estado de normalidad tras el parto.
  • Las mujeres con diabetes gestacional tienen, a corto, medio o largo plazo, mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Los factores de riesgo para la diabetes gestacional son la obesidad y los antecedentes familiares.

Otros tipos de diabetes:

Existen otros tipos de diabetes originados por un mal funcionamiento de las células del páncreas o de la insulina que éstas fabrican, por problemas de metabolismo, etc. Muchas veces estas disfunciones están causadas por defectos genéticos, drogas, infecciones u otras enfermedades.

DIAGNÓSTICOS

Se establece el diagnóstico de diabetes cuando una persona tiene valores anormalmente elevados de azúcar en la sangre. A menudo se controlan los valores de azúcar en la sangre durante un examen anual de rutina o durante una exploración clínica que se realiza antes de la incorporación a un nuevo empleo o de la práctica de un deporte. También pueden realizarse análisis para determinar la posible causa de síntomas como aumento de la sed, la micción o el hambre, o si existen factores de riesgo característicos como antecedentes familiares de diabetes, obesidad, infecciones frecuentes o cualquier otra complicación asociada con la diabetes.

Para medir la concentración de azúcar en la sangre se obtiene una muestra de sangre del paciente, quien deberá estar en ayunas por lo menos 8 horas antes de la prueba, pudiéndose también obtener después de comer. Es normal cierto grado de elevación de los valores de azúcar en la sangre después de comer, pero incluso entonces los valores no deberían ser muy elevados. En las personas mayores de 65 años es mejor realizar la prueba en ayunas, dado que los ancianos tienen un mayor incremento de las concentraciones de azúcar en la sangre después de comer.

Hay otra clase de análisis de sangre, llamado prueba de tolerancia oral a la glucosa, que se realiza en ciertos casos, como cuando se sospecha que una mujer embarazada tiene diabetes gestacional. En esta prueba se obtiene una muestra de sangre en ayunas para medir el valor de azúcar y se suministra a la paciente una solución especial para beber, la cual contiene una cantidad estándar de glucosa. Durante las 2 o 3 horas siguientes se obtienen varias muestras de sangre.

TRATAMIENTOS

El tratamiento de la diabetes mellitus se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación. Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad. En muchos pacientes con diabetes tipo II no sería necesaria la medicación si se controlase el exceso de peso y se llevase a cabo un programa de ejercicio físico regularmente. Sin embargo, es necesario con frecuencia una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucemiantes por vía oral.

  • Fármacos hipoglucemiantes orales. Se prescriben a personas con diabetes tipo II que no consiguen descender la concentración de azúcar en sangre a través de la dieta y la actividad física, pero no son eficaces en personas con diabetes tipo I.
  • Tratamiento con insulina. En pacientes con diabetes tipo I es necesario la administración exógena de insulina ya que el páncreas es incapaz de producir esta hormona. También es requerida en diabetes tipo II si la dieta, el ejercicio y la medicación oral no consiguen controlar los niveles de glucosa en sangre. La insulina se administra a través de inyecciones en la grasa existente debajo de la piel del brazo, ya que si se tomase por vía oral sería destruida en aparato digestivo antes de pasar al flujo sanguíneo. Las necesidades de insulina varían en función de los alimentos que se ingieren y de la actividad física que se realiza. Las personas que siguen una dieta estable y una actividad física regular varían poco sus dosis de insulina. Sin embargo, cualquier cambio en la dieta habitual o la realización de algún deporte exigen modificaciones de las pautas de insulina. La insulina puede inyectarse a través de distintos dispositivos:
  • Jeringuillas tradicionales, de un solo uso, graduadas en unidades internacionales (de 0 a 40).
  • Plumas para inyección de insulina. Son aparatos con forma de pluma que tienen en su interior un cartucho que contiene la insulina. El cartucho se cambia cuando la insulina se acaba, pero la pluma se sigue utilizando.
  • Jeringas precargadas. Son dispositivos similares a las plumas, pero previamente cargados de insulina. Una vez que se acaba la insulina se tira toda la jeringa. El nivel de glucosa en sangre depende de la zona del cuerpo en que se inyecta la insulina. Es aconsejable que se introduzca a través del abdomen, los brazos o muslos. Penetra más rápidamente si se inyecta en el abdomen. Se recomienda inyectar siempre en la misma zona, aunque desplazando unos dos centímetros el punto de inyección de una vez a otra. Hay que evitar las inyecciones en los pliegues de la piel, la línea media del abdomen y el área de la ingle y el ombligo.
Fuente: dmedicina.com

Llama a Medilaser al (55) 36854545 para mayor información y haz un cambio de vida.

No olvides visitar https://www.medilaser.com.mx

O síguenos en https://www.facebook.com/medilasermexico

Con el frío hay que extremar los cuidados de la piel | Tips Medilaser

Tips que te da Medilaser para el mejor cuidado de tu piel, en esta temporada de frio.

En época de frío la piel de las personas con diabetes es más propensa a la sequedad, ya que las bajas temperaturas provocan que se deshidrate y agriete, e incluso se vuelva más sensible a una infección.

Se estima que un tercio de niños o adultos mayores con diabetes padecen de resequedad en la piel a consecuencia de alguna alteración de glucemia, indicó la dermatóloga Heidi Muñoz, miembro de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

En personas con diabetes que no llevan un buen control de sus niveles de glucosa, además de tener sobrepeso y mala circulación, son más propensos a sufrir alteraciones externas como resequedad cutánea, explicó.

Dijo también que la piel seca puede conducir a la producción de callos en los dedos y callosidades en la parte externa del pie. En este sentido recomendó que el paciente utilice un calzado cómodo, así como calcetines calientes y limite su exposición al frío.

“La piel de una persona con diabetes está expuesta a sufrir cambios en su composición, además que la enfermedad produce alteraciones en la sudoración y en secreción de lípidos, que son componentes grasos que produce el mismo organismo”.

Indicó que la clave para combatir ésta sequedad en los meses más fríos del año es utilizar una crema hidratante, evitar duchas demasiado calientes (debido a que aumenta la deshidratación cutánea), y evadir el tallado de la piel, así como beber muchos líquidos.

La dermatóloga enfatizó que es muy importante la hidratación en la piel una o dos veces al día, sobre todo en las extremidades del cuerpo donde tiende a haber más problemas de resequedad e irritación, lo cual puede traer como consecuencia la generación de úlceras.

Llama a Medilaser al (55) 36854545 para mayor información y haz un cambio de vida.

No olvides visitar https://www.medilaser.com.mx

O síguenos en https://www.facebook.com/medilasermexico

¿Sabía usted que podría tener pies dulces?

Seguro que por su cabeza estará pasando al leer esta pregunta si sus pies saben a chocolate o a fresa o tienen un toque de sal………….. no no no no!!! A eso no nos referimos sino a la Glucosa sérica que es el nivel de azúcar que tenemos en la sangre.  ¿Ha consultado con el médico sobre su valor de glucosa? ¿Hace cuánto tiempo no solicita un chequeo general? ¿Le da la verdadera importancia al cuidado de sus pies, tenga los años que tenga? Son preguntas que nos debemos de hacer, a pesar que podamos ver nuestros pies externamente sanos.

Si sufre de diabetes, es más propenso a tener problemas en los pies. La diabetes puede ocasionar daños en los nervios periféricos perdiendo la sensibilidad de dichos miembros. Esto a su vez, puede hacer que sea menos capaz de percibir una lesión o presión en los pies y como consecuencia es posible que no note dicha lesión hasta que se presente una infección mayor.

La diabetes cambia la capacidad del cuerpo para luchar contra las infecciones. Además, daña los vasos sanguíneos provocando que llegue menos sangre y oxígeno a los pies. Todos estos factores hacen que las pequeñas heridas o rupturas en la piel pueden convertirse en úlceras profundas sino se toma las medidas adecuadas. Es muy importante que tanto uno mismo como las personas que cuidan a diabéticos revisen sistemáticamente los pies.

Algunos consejos que debe tener en cuenta:

1.       Mantener un buen control de su glucosa.

2.      Dejar de fumar.

3.      Revisar y cuidar sus piestodos los días siguiendo ciertas indicaciones:

  • Revisar la planta de los pies, los talones y entre los dedos.
  • Lavar sus pies con agua tibia y jabón neutro.
  • Probar la temperatura del agua con el codo, ya que por la diabetes no puede darse cuenta si está demasiado caliente y puede sufrir quemaduras con facilidad.
  • Seque suavemente, especial entre los dedos, sin frotar.
  • Después del baño usar cremas hidratantes especialmente dermatológicas, menos entre los dedos.
  • No debe cortarse las uñas o callos, ya que puede provocarse una herida. Visite a su podólogo para un correcto procedimiento  y cuidado.
  • Usar zapatos cómodos y suaves, donde pueda sentir que puede mover todos sus dedos.
  • Cambiarse de zapatos al menos 2 o 3 veces por semana.
  • Revisar el interior del zapato, por costuras o zonas ásperas que puedan irritar la piel.
  • Usar medias de algodón y cambiárselas a diario.
  • No andar descalzo sobre el pavimento: puede estar caliente o pisar un clavo y no sentirlo
  • Visitar a su podóloga al menos 1 vez al mes.

Esperando que sea de valiosa esta información, compártala con algún familiar o amigo que padezca esta enfermedad, para brindarles un mejor estilo de vida.

Llama a Medilaser  al (55) 36854545 para mayor información y haz un cambio de vida.

No olvides visitar https://www.medilaser.com.mx

O síguenos en https://www.facebook.com/medilasermexico

La grasa materna puede dañar el desarrollo del embrión|Tips Medilaser

Exponer a los óvulos a niveles altos de ácidos grasos saturados puede dañar el desarrollo del embrión. 

Los hallazgos brindan más respaldo a las guías sanitarias que recomiendan a las mujeres tener un peso saludable antes de buscar quedarse embarazadas.

Científicos de Bélgica, Reino Unido y España hallaron que cuando embriones generados a partir de óvulos de vaca estaban expuestos a altos niveles de ácidos grasos, presentaban menos células, tenían expresiones genéticas alteradas y actividad metabólica modificada, todos factores que los volverían menos viables o menos capaces de desarrollarse con normalidad.

Aunque el estudio fue realizado con óvulos de vaca, los investigadores indicaron que los resultados podrían ayudar a explicar por qué a veces las mujeres que sufren obesidad y diabetes tipo 2 tienen problemas para concebir.

“En las vacas podemos inducir desórdenes metabólicos muy similares que llevan a una reducción de la fertilidad (…) y comprometer la calidad de los óvulos”, dijo Jo Leroy, de la Universidad de Amberes, quien dirigió el estudio.

“Esta es una de las razones por las que los óvulos bovinos son un modelo muy interesante para la investigación de la reproducción humana”, agregó.

Las personas obesas o diabéticas suelen metabolizar más cantidad de su grasa almacenada, lo que genera mayores niveles de ácidos grasos en los ovarios, algo que algunos estudios ya han demostrado que puede ser tóxico para los óvulos, explicó el equipo en un artículo publicado en la revista PLoS One.

“Sabemos por nuestra investigación previa que altos niveles de ácidos grasos pueden afectar al desarrollo de los óvulos en el ovario, pero esta es la primera vez que pudimos avanzar y demostrar un impacto negativo sobre el embrión superviviente”, dijo Leroy.

Los científicos evaluaron los embriones ocho días después de la fecundación, cuando se habían desarrollado en lo que se conoce como blastocistos, con alrededor de entre 70 y 100 células.

“Cuando los óvulos estabas expuestos a niveles elevados de ácidos grasos, los embriones resultantes mostraban un mayor metabolismo de aminoácidos y un consumo alterado del oxígeno, la glucosa y el lactato, lo que indica regulación metabólica defectuosa y menor viabilidad”, dijo Roger Sturmey, de la Universidad de Hull en Reino Unido, que trabajó en el estudio.

Los investigadores también descubrieron que los embriones tenían niveles altos de algunos genes específicos relacionados con el estrés celular, lo que sugiere que serían menos propensos a sobrevivir o a desarrollarse normalmente.

Llama a Medilaser al (55) 36854545 para mayor información y haz un cambio de vida.

No olvides visitar https://www.medilaser.com.mx

O síguenos en https://www.facebook.com/medilasermexico