Un buen etiquetado ayuda a reducir la obesidad infantil

En un país donde la obesidad y el sobrepeso de niños y adolescentes es una plaga –y esta vez hablamos deEE UU y no de España, con más del 50% de los menores afectados-, dar una buena información es clave para que los afectados elijan productos menos azucarados. Y, más concretamente, en el caso de las bebidas, que prefieran agua a otros productos. Esta es la conclusión de un estudio de la Johns Hopkins University Bloomberg School of Public Healthque publica la revista American Journal of Public Health.

En el trabajo se controlaron las ventas a adolescentes de cuatro tiendas de Baltimore, y se tomaron datos de 1.600 ventas. Primero, se mantuvo el etiquetado original, sin indicación específica de las calorías. Luego, esta información se puso en un lugar más visible (por ejemplo, 250 calorías). Después, se cambiaron las etiquetas de los mismos productos y se sustituyó por el porcentaje del consumo diario recomendado que la bebida representaba (alrededor del 10%). Por último, se sustituyó esa información con una leyenda que indicaba que para quemarlas haría falta correr durante 50 minutos. En cada uno de los cambios se notó un descenso del consumo, y este fue gradual, hasta llegar a un 40%.

Aunque el estudio es limitado (solo se trabajó en un barrio de clase media baja de población mayoritariamente negra) y con un producto de elevado consumo –y, quizás, un tanto demonizado-, lo que indica es que los adolescentes sí reaccionan cuando reciben una información comprensible y adaptada.

El trabajo tiene una doble lectura. En EE UU, donde todavía hay Estados en los que no es obligatorio indicar las calorías de algunos productos, es una muestra de que se trata de una medida que ayuda a combatir la obesidad y el sobrepeso. En España, es una prueba de que aparte de medidas como prohibir el acceso a ciertos productos para los menores (por ejemplo, eliminándolos de las máquinas dispensadoras de los centros educativos), una correcta información puede ser igual o más eficaz.

Precisamente mañana (el viernes), el Programa de Nutrición y Actividad Física Pronaf presentará un estudio en el que asegura que los menores españoles ya tienen mayores tasas de obesidad y sobrepeso que los de Estados Unidos, y ello a pesar de medidas como la mencionada anteriormente o la estrategia PAOS de promoción de la actividad física y lucha contra la obesidad del Ministerio de Sanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s