Que tus ojos no envejezcan mas que tu cuerpo, ¡Nueva cirugía de párpados!

La famosa cirugía de blefaroplastia es una excelente forma de rejuvenecerse al quitar el exceso de piel y las arrugas en la zona de los párpados. Es una operación sencilla con un postoperatorio que no genera demasiadas complicaciones.

Es completamente natural que a las personas después de los 30 años de edad se les comiencen a inflamar los párpados, que se tornen de un tono violáceo y la mirada se entristezca.

La blefaroplastia (también conocida como cirugía de la mirada) es una cirugía que se realiza en la zona de los párpados, pudiendo ser con diferentes fines, tanto por temas de salud como por estética que es lo más común.

Se aplica regularmente en las llamadas “bolsas” de los párpados, las arrugas (patas de gallo) y el exceso de piel en la zona, con el fin de lograr un efecto rejuvenecedor y de mejora de la estética de la persona.

El exceso de piel o grasa se retira del párpado realizando una pequeña incisión, la cual se desarrolla generalmente mediante el suministro de una anestesia local; en ocasiones se añade algún sedante adicional.

Las cicatrices después de una operación de blefaroplastia bien realizada son prácticamente imperceptibles, quedando ocultas en las pestañas cuando la intervención es en la parte superior.

Otra posibilidad es realizar una intervención transconjuntival, lo que no deja ningún tipo de marca, lo que además tiene la ventaja de que se alteran una menor cantidad de tejidos y se extrae la grasa con mayor precisión.

Es una cirugía que se realiza más comúnmente en los hombres, siendo después de los 40 años cuando se dan la mayoría de los casos.

En muchas ocasiones que la caída de las cejas es demasiado abrupta, se recomienda acompañar esta operación con un lifting de cejas para lograr el efecto deseado.

Cuidados y postoperatorio de la blefaroplastia

El postoperatorio generalmente no trae demasiadas complicaciones para el paciente siempre y cuando la operación haya sido exitosa.

Lo más normal es que se de el alta al paciente en el mismo día de la intervención, siendo una recuperación que no implica demasiados cuidados especiales.

Las mayores precauciones se deben tener los primero dos días posteriores a la cirugía, más allá que los hematomas e inflamaciones pueden permanecer en el rostro durante 10 días.

Hay que tener en cuenta que los resultados tras una operación de blefaroplastia no son inmediatos, pero en un mediano plazo ya se comienzan a notar los cambios en una mirada completamente rejuvenecida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s